El coordinador de Parentalidad, ¿Qué es?

Imagen padres
Imagen del Instituto de Psicología Jurídica y Mediación

Para situarnos en los orígenes de esta nueva figura, debemos trasladarnos a los EEUU y remontarnos a la década de los años noventa. En aquel momento, el número de divorcios había aumentado y las disputas cotidianas de los progenitores se resolvían mayoritariamente en los Juzgados. Fruto de esta situación, los jueces se hallaban desbordados ante el trabajo generado por un pequeño número de familias cuyas contiendas no se solventaban con las resoluciones judiciales. Tampoco resultaban suficientes ni la derivación a escuelas de padres, ni la mediación familiar.

Los jueces advirtieron que la utilización del relitigio por sistema, inhabilitaba la vía legal para solucionar las divergencias entre aquellos progenitores en los que el principal obstáculo era psicológico. Incluso, temas aparentemente irrelevantes buscaban amparo en los Tribunales, lo que provocaba que los expedientes se volvieran voluminosos. Hecho que ocasionaba altos costes tanto a los particulares implicados, como al departamento de Justicia.

La estadística ponía de manifiesto que las separaciones altamente conflictivas llegaban a consumir el 90% del tiempo de los profesionales involucrados y de los Juzgados de Familia. A raíz de dicha constatación, se iniciaron proyectos en los estados de California y Colorado, en los que los magistrados derivaban a estas familias a expertos que recibían el nombre de: “Special masters”.

Mientras el novedoso rol se iba testando en otras jurisdicciones, surgían nuevas denominaciones. Nació así una figura alternativa a los tribunales para la resolución de conflictos, centrada en los niños.

El Coordinador de Parentalidad es un profesional altamente especializado que se rige en un proceso basado en la autonomía de los progenitores y está dirigido a regular las tareas que pueden afectar a los hijos comunes en caso de ruptura de la relación. El principal objetivo es ayudar a los padres a identificar aquellas circunstancias conflictivas y que puedan mantener relaciones paterno/materno-filiales saludables y significativas.

Referencias:

  • Association of Family and Conciliation Courts: http://www.afccnet.org/
  • Coates, C., Deutsch, R., Starnes, H., Sullivan, M.J., y Sydlik, B. (2003). Parenting coordination high-conflict families. Family Court Review, 41, 1-17.
  • Capdevila, C. (2016). La coordinación de coparentalidad. Una intervención especializada para familias en situación de alta conflictividad crónica post-ruptura de pareja. Anuario de psicología, 46, 41-49.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *